2 meses atrás

Tras una 'tormenta perfecta' el año pasado, el principal objetivo de Hidrovias do Brasil es volver a la normalidad en 2022, reducir su apalancamiento y demostrarle al mercado que los sobresaltos sufridos quedaron atrás.

En 2021, la empresa acumuló problemas: hubo un parón en la cosecha de maíz, lo que redujo los volúmenes en Arco Norte; y la crisis del agua, que llegó a interrumpir la navegación en la hidrovía Paraná-Paraguay. En el aspecto financiero, la apreciación del dólar presionó el endeudamiento del grupo. La empresa finalizó el año con un apalancamiento de 6,5 veces la deuda neta por Ebitda ajustado (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización).

Este año, la previsión es que esos efectos no se repitan, lo que ya debería aparecer en los resultados del primer trimestre, según el Presidente, Fabio Schettino. Para la cosecha de granos, la previsión es que los volúmenes vuelvan a crecer. En cuanto al tema del agua, dice que la situación ya mejoró y que no se debe repetir la sequía.

“Estamos en recuperación, la situación todavía no es del todo normal, pero está mucho mejor. Estamos navegando con los 15 convoyes. El año pasado, en agosto, septiembre, dejamos de navegar. Hoy, ya podemos decir que eso no volverá a suceder en la segunda mitad del año, porque el Pantanal está lleno, mucho más alto de lo que estaba en este momento en 2021”.

Consultado sobre los efectos de la deforestación y el cambio climático en la operación, dice que la empresa contrató un estudio para evaluar los impactos a largo plazo. “Me preocupan menos los efectos a corto plazo y más el futuro, no solo de Hidrovias do Brasil, sino de toda la navegación, la agricultura. Es una preocupación de la humanidad. Ahora, los patrones climáticos no cambian de la noche a la mañana, especialmente en las cuencas hidrográficas a gran escala donde operamos”, dice.

Con la expectativa de un aumento en el Ebitda y una caída del dólar, el pronóstico es reducir el apalancamiento a unas 4,5 veces para fines de este año, un nivel similar al registrado a fines de 2020.

El ejecutivo dice que el endeudamiento no es una preocupación, porque el grueso de los vencimientos solo será en 2031. El grupo cerró 2021 con una deuda neta de R$ 4.600 millones. En el año, el Ebitda fue de R$ 427,6 millones y el Ebitda ajustado (por elementos no recurrentes y contabilidad de cobertura) fue de R$ 630,2 millones.

Si bien el balance permanece bajo presión, la empresa centrará sus inversiones en acciones que brinden un rendimiento rápido. Entre ellos está la adquisición de dos remolcadores, que deberán ampliar la capacidad de la empresa en Arco Norte de los 7 millones actuales a alrededor de 8 millones de toneladas, a partir del próximo año.

Además, el grupo prevé comenzar a operar la terminal de fertilizantes y sal en el Puerto de Santos en agosto. La capacidad de la terminal alcanzará los 2,5 millones de toneladas, nivel que debería alcanzarse en 18 a 24 meses de operación.

Los próximos pasos para la expansión de la empresa aún se están discutiendo. La idea es aprobar un nuevo plan para julio. El grupo espera alcanzar un Ebitda de R$ 1.350 millones a R$ 1.500 millones en 2025. Schettino dice que la proyección se mantiene y que la pregunta es cómo llegar.

Uno de los focos será la creación de nuevas rutas en el Arco Norte. Uno de ellos ya está en proceso de formación: la vía fluvial entre Porto Velho y Santarém (PA) o Itacoatiara (AM). La empresa quiere incorporar a su operación este corredor, que ya es utilizado por empresas comercializadoras de granos.

Para eso, la empresa está preparando una terminal en Porto Velho. El proyecto está en licencia ambiental, proceso que debe extenderse hasta mediados de 2023. Otra ruta potencial es entre Juruti (PA) y São Luis, para el transporte de bauxita, sin embargo, para esta ruta aún no hay nada concreto.

Además, en la operación sur, el ejecutivo destaca un potencial para captar carga de nuevas mineras que se están instalando en Mato Grosso do Sul. “Hoy Vale reina sola, pero hay otros proyectos que, con el alza de los precios de los minerales, empiezan a ser más viables”, dice.

CONTACTO

Para información y solicitudes, póngase en contacto:

FSB Comunicação
Felipe Aragónez

felipe.aragonez@fsb.com.br imprensa@hbsa.com.br +55 11 99998-9141 +55 11 3165-9702